7 de agosto de 2013

H de hastío.

Hastío de ver difusas y colocadas
las imagenes sonrisas
sumergidas
entre telarañas
de cabezas dislocadas.

Hastío de ser el vestigio incesante de un latido rancio
y putrefacto
adolorido
y hecho pedazos.
                             
Hastío de risas congeladas
evaporadas
y el sinsabor de los labios secos
de los besos sin amor
                         sin nada
                                  besos
                                          de nadie
                                                  adolorido
                                                           y ultrajado.

Hastío e impiedad de una espora
sin incandescencia
                     traslúcida
                                y aburrida
cual miga de indecencia
latente.

Hastío empedernido
recidivante
y abusivo de no tener la risa
violando las mejillas
y saltando entre los dientes.

H A S T I O y Caracas desenfrenada
son un altibajo a intervalos efímeros
para los necios -y aburridos-
que necesitan vivir,
                         morir
                               revivir
                                        y remorir
entre multitudes crónicas
terminales
agrias
y flotantes.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta.me.