14 de abril de 2013

Nadie más Alguien.

Es usted,
una historia inacabable
en mi archivo de pluralidades.

Son sus palabras
pedacitos de hilos que se me han perdido en el pajar,
hilos que nunca vuelven a encajar,
hilos que me pierden
entre imperfectos
que me deslumbran,
que me hacen ciega,
adormecida e insaturada.

Es usted,
la ágria esencia
que emborracha mi consciencia.

Soy yo,
el vestigio
de un insípido silencio aturdente.

Somos nadie más alguien,
el perfecto dúo
de soledades incandescentes
bien acompañadas.




2 comentarios:

  1. Yo diría: la "sin ti" cuya soledad adquiere sentido cuando está "contigo" :)

    ResponderEliminar
  2. Yo diría: Que la "sin tí" no adquiere su soledad (pues nunca se va), sólo la acompaña "contigo", con tu soledad.

    ResponderEliminar

Comenta.me.