24 de octubre de 2012


La muerte es como un frío que arde, que quema y mutila, que deja en pausa hasta las lágrimas.
Un frío perpétuo que seca la saliva, el frío impávido de la muerte...
La batalla ganada aveces, otras... sólo una pérdida llena de negro,
de flores de muerto,
de cigarros desesperados,
de lágrimas aturdidas,
de palabras que no salen de una boca seca
y ya tan muerta..

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta.me.