5 de octubre de 2012

Inefable.


Es inspirador ver como se abren las letras,
como saltan las cuartillas.

Es inspirador ver como se cierran las bocas por la noche, 
como sangran las cicatrices, 
por las noches 
es inspirador ver como gritan los ojos que buscan con sed
algo que ver, 
algo que apreciar, 
que no hable,
que no aturda,
que no contamine la armonía de las mudas caricias.

Es inspirador escuchar como susurran las manos
 detrás del follaje invisible de los besos, 
saltando de costura a poros, 
de poros a labios rotos, 
de labios rotos a esa cuerda taciturna
donde mueren los pensamientos, 
donde se reviven entre recuerdos.

Es la noche inspiradora de toda solitaria lluviosa, 
mojada y eternizada por las teclas que si no hablan
 estallan en la cabeza vestigios de tiempos muertos, 
de tiempos prisioneros a destiempos 
de besos traicioneros.

Es inspirador ver como se me gastan los segundos esperando que algo me calme esta hemorragia de palabras...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta.me.