6 de mayo de 2012

Mayo Escéptico.

Yo también olvidé la importancia,
pero sé improvisar.

Sé donde quedarme, sé como averiarme.

Puedo jurárme y no perderme,
no por ésta noche, no con este trago de amargos,
ni con estas manos encendidas,
ni con esa boca tuya tan distraída,
ni aunque tus dientes muerdan mis ojos,
ni aunque tus ojos me entren en las faldas tan desenamoradas,
ni aunque la noche se hiciera más larga y en pausas,
por está noche sólo traigo una sonrisa dislocada.

Yo también me perdí en la incongruencia,
en la mala práxis,
entre la nube más sólida,
entre la mentira más verdadera y entre las braguetas más imperfectas.

Me perdí con un temblor en las ganas,
con las manos sudadas y unos labios ya no tan averiados.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta.me.