29 de febrero de 2012

Disipando.

"Tengo un breve recuerdo de haberme disipado en el silencio, al mismo tiempo que quería amarrarme de esas manos y salir volando pero, tengo más que un breve recuerdo de haberlo botado por la ventana, de haberlo asesinado y haberme tragado el llanto. Tengo un corto-circuito en el mismo espacio en el que me sentí cansada, agotada, desgatada por haber estado debajo de la mierda y aún, por haber sido parte de ella.
Tengo una serie de puntos -suspensivos, así como infinitos-, puntos en los que no sé donde me hundí, intersecciones en las que floté y humos que mordían pedazos de mi, como dejándome en ruinas, robándome las risas. Nada de esto es lo mismo que poesía pero: Recuerdo el nauseabundo y desarraigado mirar de aquellos desesperados, como impacientes por estupefacientes, como ausentes jugando a presentes -si me entiendes?

Me juego las letras, me como las sobras, me pierdo y no sé de que me alimento pero me retro-alimento.
No recuerdo los días memorables, las sonrisas imborrables, las caricias de dedos de fuego, los mordiscos eternos, las camas enamoradas... Ni los días, ni las noches, ni las miradas desenfocadas, no recuerdo ya ninguna de esas estafas.
Recuerdo en cambio, haberlo borrado, haberlo enterrado allá donde el viento se lo lleva lejos, donde los carroñeros se comen nuestros restos, esos restos pobres llenos de sin-sabores, donde las palabras me suenan sórdidas y las preguntas me resultan obtusas. Lo tirado donde el tiempo lo muta, donde el silencio lo contagia, lo desaparece lentamente, donde lo escribe como ahora, suave y tenuemente"

J-

27 de febrero de 2012

Corto-Circuíto.



Dedos que me rompen la piel,
que me dislocan la cabeza y la dejan a veces, sin certeza.

Labios que me cosen y me descosen,
que me apuntan,
que me comen,
que me rompen,
 que me matan y me atan: Sin Anestesia.

El corto-circuíto entre tus dedos y mis ganas,
entre tus besos y mis manos.
Como una locura que quema,
que arde,
que muerde, que me espanta,
que me atraganta,
que me fuma como cigarrillo, que me consume como a las descosidas,
como a las dislocadas,
como a las quebrantadas, como a nosotras las fisuradas.

Caricias de esas que a las locas nos dislocan y besos de esos que me gastan las ganas, me rompen los labios
y...



Cien palabra para que no me creas Nada.

-Implícito-

El inefable sabor de tu mirada estrellada en mi sonrisa dislocada,
averiada en mis pupilas desenfocadas, atadas de locura,
amedrantadas de palabras que no salen, 
que no pisan la lengua, 

que se quedan en la cabeza,

en las manos, 
en los dedos,
en tu cara, 
en tus manos cuando mis dedos, mis besos, 
mis brazos y tus piernas.




El tenue sin sabor de quedarme llena, 
de quedarme atiborrada de esas palabras, 
que en mi garganta se quedan varadas, 
sin salida, 
sin retroceso: como asfixiando, 
como matando, como apuradas por salir, decidiendo si morir
ó dejarme vivir.

Mis palabras inmutables que te piensan, 
cuando tu nombre y esas cosas, 
que me quedan cortas, que me quedan largas, 
que siempre me quedan, 
que me dislocan, 
que me hacen difusa en la gama de colores de tu cama y en la mirada de tus ganas que me violan, 
me rompen, me descosen, 
me calman, 
me rescatan...


13 de febrero de 2012

en Play

Una y otra vez...



Si por cada canción que me dejas,
por cada caricia que me siembras,
por cada mirada tuya, en las que me quedo desnuda.
Si por ellas yo muriera...

Si por cada cosa de esas que me aterran,
que me derriten, que me desefocan,
si por cada nota de esas notas yo muriera,
ya hubiese gastado mis vidas,
mis reencarnaciones,
mis eternas pasiones.

Si muriera entre cada canción,
si me dieras la playlist de esos besos ebrios,
ya hubiese alquilado mi despiste al ténue y demente entregue.

Si por cada canción con las que me dejas yo muriera,
ya no sonarían tan exquisitas,
ya no serían la misma delicia que te dibujan
que te desdibujan,
que te hacen permanente y al mismo tiempo tan ausente.

un Guiño positivo.

Si tu cabeza supiera lo que piensa mi lengua,
lo que quieren mis dedos,
lo que mi cabeza piensa cuando entras en ella,
cuando te vistes de desvario,
cuando me complaces el maldito delirio.



Si tu supieras lo que mis dedos piensan,
cuando te hablo entre letras,
cuando mi lengua te muerde,
cuando mis labios te escriben y mis palabras te besan.

Si tus manos supieran que mi cuerpo son llamas,
que mis poros son como esponjas,
coleccionistas de caricias
coleccionistas de ti
de más, siempre de un poco más.

Si tu cabeza supiera lo que piensan mis manos,
si tu cabeza supiera todo lo que mi boca te besa,
lo que mis manos tocan,
lo que mis ganas te follan.

NO QUERRÍAS REGRESAR,
NO QUERRÍAS IRTE,
NO QUERRÍAS DECIR,
QUERRÍAS BESAR Y VERME ESA MISMA CARA, AL SUSPIRAR.

11 de febrero de 2012

Sin título.

Como otras camas, como otros besos,
como otros labios rotos,
como otros desvarios antes escritos.

Podría correr trás el viento y atorarme la garganta,
podría vomitar esas palabras,
esas que sin precisión vienen y se van,
sin dejar más.

Podría suspirar,
pero antes de correr,
quisiera quedarme,
desvelarme,
gritarte y morderte, hasta supirarte -sin amarte-

Ésta noche, de labios gastados,
quemados de deseo,
sudados de ganas,
reventados,
acabados
pidiendo,
gritando,
susurrando.

Ésta sabana quiere mi noche, éste cuerpo quiere tu dorso,
tus dedos, tus piernas,
quiere entorpecerse por una noche,
quiere embriagarse de ésta noche.

Las ganas quieren dislocarse quieren labios, dedos, y sábanas sin patrañas,
ésta noche quiere ensordecerme, quiero hundirme y elevarme,
quemarme de deseo y gastarme las ganas.

8 de febrero de 2012

Buscando...


Podría hayar lo que quiero, 
hasta lo que no pretendo,
ésta noche sólo me planeo congelarte la sonrisa después de tantas caricias.

Busco un punto después de tantas líneas.





Ese punto preciso, 
ese punto de intersección, donde se pierden las ganas y vuelven a aparecer.
Buscaré lo que no he perdido para ganar -quizás- más de lo obtenido.

Buscaré morder la parte blanda de toda tu miel, 
Ese punto donde te derrites, 
donde te vuelves sudor y ganas imparables.

Llegaré a ese punto donde consigo mis etcéteras, 
donde nada más me interesa, 
ese punto donde se me disloca la conciencia completa, 
sin ánimos de repararse, sin ánimos de amarte.
Voy buscando mi punto en tu contexto mientras te amo con pretextos.

7 de febrero de 2012

Poesía Averiada.

Me quedo a veces,
cuestionando todos los intentos,
sabiendo que sin ellos habría muerto,
me habría disipado,
me habría convertido en una espora pasional,
en una miga en toda la montaña de comida para hormigas.

Pienso a veces en que podría ser,
en lugar de averiarme y enamorarme de este viciante No-Ser.

Me quedo en pausas, a veces,
sólo a veces,
escuchando gritos,
gritos de mentira,
gritos delirantes y complacientes,
gritos de mi conciencia muda y pasional.


Me quedo en Pausas,
como tantas veces mis faldas sentadas,
enamoradas en ruinas
 de esas Putas esquinas.

Me quedo, me re-invento y sigo con mi cuento...




5 de febrero de 2012

Prosa del Origen.

Lejos del camino correcto ó del incorrecto, justo en la brecha del No-Ser, en esa inconclusa brecha donde se ríe antes de llorar, donde se grita antes de hablar y se susurra hasta morir lenta, lentamente hasta volver y volver a morir, todo el tiempo, todas las veces que haga falta hasta retornar al No-Ser. 


Hasta llegar en picada a ese exquisito placer de caminar con cicatrices y revivir el orden dentro de cualquier propio desorden, hasta revivir de Ruinas arrastradas por alguna vez haber pensando en "Ser"

El origen dentro de la ubicación transcendental de todo, lejos de cualquier mortal -en aquel vacío insondeable-, lejos de cualquier Ley, de cualquier Determinación. Lejos de Ser, ahí donde la soledad repudia la compañía, donde el vacío concilia al mismo tiempo todo lo que se ha perdido.

En el rincón más desconocido de mi Nada Perfecta donde toda la esencia se come ésta ténue indecencia  ya antes demasiado intoxicada, demasiado saturada de Moralidad, de Leyes y Sirvientes del Destino, sirvientes de su creencia en el Ser.

Lejos de Creerte ó no Creerte: si te siento me pierdo, y si me pierdo muero, para volver a nacer, para volver a "No-Ser"

Allá, en mi origen, donde después de haber sido tanto, ya no soy Nada por encima del Todo : )


1 de febrero de 2012

Aquí y Ahora.

El repentino e iracundo sabor de la Mentira desnuda, 
de la mentira seductora e intangible. 


Ese inefable aliento a soledad,
esa perpetuidad de quienes sabemos besar -en silencio-

El inextinguible placer a la locura prematura,
a la locura crónica, a la locura  de los dementes ausentes,
a la locura en el cuerpo que se presente.

La ineludible sensación de más,
de querer más, de sobrevivir siempre en un poco más.

Donde la verdad no tiene precio,
y la deuda de la mentira  es irreversible,
es increíble, es insaciable.

El equívoco sabor a pasión verdadera,
a pasión de madrugadas en ayunas,
de besos incompletos,
de susurros a medias,
de cuerpos insulsos pintados ya, con unos cuantos insultos.

El inmutable sonido del cuarto vacío,
el inefable sabor a soledad,
en ruinas de nuevo y sin decir ni una verdad.