21 de diciembre de 2011

un Cuento Cuentero.

El cuento donde la Dama no es buena
es mala y amiga, 
solitaria y difusa,
crónica disfrazada de plena,  
la que no mide el resultado, y formula el daño.

En el cuento de los días terminados, 
agotados de pasado, 
alimentándose de exiguos presentes, 
como sincronizados, 
como liberados de consecuencias, 
como comiéndose el desgano de todo lo pasado.

En el cuento donde el Lobo es la Dama
esa misma Dama que está ya bien dislocada.
Como fisurada por verdades,Como quebrada por el frío del sol, 
derretida por el calor de la Luna.

Esos cuentos cuenteros,
donde no existen finales certeros,
donde las páginas son improvisadas,
donde la soledad siempre llega disfrazada,
como aunada al final,
al esperado y bipolar Final.





(Los veo tan impersonal, los días tan consecuentes, 
tanta inercia recrecida en esos pares de agujas que dictan las horas perdidas.)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta.me.