11 de noviembre de 2011

una AM.

Espero en la gloria finita,
en mi gloria de parquett y paredes en tapíz.
Espero con el reloj a destiempos,
en el espejo, ahí donde no existe reflejo,
donde nada más prolifero
donde nada más profundo,
donde la noche amanece y en el día se anochese,
donde el recuerdo a pasos diminutos,
como pausados por el sol, derretidos por el calor,
congelados por el frío,
consternados por la Luna y todas sus aventuras...


Espero ahí,
donde la brecha real se despintó,
donde el sudor cobró color,
donde las miradas agúdas y sincronizadas,
donde las panties desnudas,
con su cordura ebria de tanta monogámica ausencia...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta.me.