17 de noviembre de 2011

Métrica i-racional.

He ganado, y he perdido.

Sin embargo, no he creído.
Enséñame a creer que debería creer.
que todo está puesto, y nada es sobrepuesto.

Que la verdad no tiene mentira y que la mentira no es sátira.
Que la cabeza no sirve dislocada y la vida no sirve desincronizada.

Dame veneno mortal y crédulo
que me descoloque,
que me borre
que me pierda del esceptisismo,
-que me haga creer que creo-

He comido verdades y vomitado mentiras.
Sin embargo, podría saberme a gloria aún las más espasmódicas.

Dame algo sólido,
el polvo ya no sirve, el humo ya no sonrie,
la sobriedad ya no mata...

La métrica me cuenta los segundos,
el reloj usa sus minutos,
y en más de miles de susurros me lo pregunto...

No sé de que me alimento, pero me retroalimento.

1 comentario:

Comenta.me.