18 de octubre de 2011

Agridulce.

A veces me rehuso,
aunque sea obtuso todo este uso del propio abuso.

A veces creo en mi esceptisísmo y me lleva de nuevo el relativismo.
Que me importe más ó menos,
sigue sabiendo a pecado,
siguen teniendo sin-sabores todos estos colores,
todos lo desteñido por el polvo,
todo lo decolorado por el tiempo.
Y las absurdas creyendose sucias,
y los farsantes creyendose galanes.
La tierra boca abajo,
con el agua derramada y la conciencia dislocada.
Que me quiten todo menos estas ganas,
menos este placer de escribir y re-vivir.
Que se follén mis recuerdos ya nis los siento adentro.
Que me olviden, que ya no les pertenezco y que sigan como siempre... Muriendo en mis adentros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta.me.