30 de octubre de 2011

-Desvario-

Nada me detiene,
nada me sostiene.
Voy a destiempos, con la sonrisa sombría,
con sinapsis interrumpidas
y la mirada desteñida.
La mala siempre será mala
y la buena nunca será suficientemente buena.
La noche fría e incongruente, como el humo corriendo con el viento,
como si en cien caladas más llegase al fin del camino,
como si en 20 años la belleza no se escurrirá,
como si el infinito sudara en las camas y cogiera el entre pierna...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta.me.