28 de agosto de 2011

Sin sabores.

No me imaginé,
nunca me imagino…
el recuerdo está a un paso del olvido
y tu ya no estas ni a mis tobillos.

Interumpí el vuelo para caer al suelo
y no pensé tragarme el anzuelo…
No pensé dejarme atrás,
nunca pense dejar de dar un paso más.

Solía escuchar el vacío sonido de mis gemidos descoloridos,
Solía saborear los sin sabores de nuestros amores.

Solía creer que creía.
Pero por defecto,
Nunca creo.

Me disipe en el silencio,
al mismo tiempo que te exilié de mi cuerpo…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta.me.