30 de agosto de 2011

111 días.

Se me desbordó un pedacito de vida,
por una de mis esquinitas..
Se me congelaron todas las partes
menos los dedos con los que tecleo,
con los que se me acrecienta el deseo
más impuro,
más obtuso,
más inmediato de no quererte,
de no odiarte.
Sólo de no tenerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta.me.