21 de junio de 2011


Nos amamos tanto, hasta que la razón no tuvo otra ocasión...
nos bebimos tanto,
trago a trago
hasta emborracharnos la conciencia de tanta caótica decencia.
Nos cosimos y nos descosimos,
puntada a puntada sin previa anestesia.
Nos fumamos completitos,
calada por calada..
susurro por surro
hasta callarlo todo,
hasta callarnos todo el amor para guardarlo en un rincón
-aquella esquina donde todos los recuerdos imborrables, inolvidables e inextinguibles-

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta.me.