4 de junio de 2011



No sé de qe me alimento pero me retroalimento.


Después de tanta mierda, aún no estoy debajo de ella.
Me piso, me atiborro hasta casi morir pero no me borro,
ni con el mejor colocón ni con la última despedida.

Soy como anímaliculo de mal augurio,
vestido en terciopelos de carne y huesos.
Soy una bacteria
de ganas orteorécticas y pésimas deudas con la nada,
de tanta qe la violé,
de tanta nada me tragué.

Revivo de las cenizas,
pero no como el fénix:
él no se come el cenizero.
Yo me trago las cenizas toodas completitas.

Hasta quedar hebria de pura mierda...

No sé de que me alimento, pero me retroalimento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta.me.