2 de junio de 2011

de eSes Sigilosas y sibilantes


Sigo prácticandome y desafiándome.
Me miento, me desmiento, me zambullo al vacío
y me pierdo entre consonantes fricativas,
esas que deboran el silencio sibilante de mis pulmones cuando el humo aquí,
allá, en la cabeza, y penetrandome las faldas.
Esas consonantes sibilantes propias de mi silencio interminable.

Sigo caminando de ojos tapados y oidos cerrados
a ver si se me pasa la pesada alarma de tus dedos en mis piernas,
y corriendose en mi entre pierna.

Sigo sigilosamente atravesandome de esquina a esquina
para borrarte de mis calles, y ahogarte de una vez en mis lagunas mentales.
Sigo sigilosamente entre tantas novelas de perras jugando a conejas,
y zorras que se han quedado ya sin cola.

Sigo sigilosa y sibilantemente trás el rastro de mis nauseabundos pasos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta.me.