24 de febrero de 2011

..


A veces hay que sentarse y parar la agitada caminata.
para verse y contemplarse
de pie a cabeza.
comerse los errores y vomitarse tanta verdades
que no saben a gloria, ya no...
Seguramente ya te las han recitado,
pero esta vez, será desafinado...
sin compasión,
sin diversión alguna.
Será cruel y precisa para esas chicas
Que no perdonan pero olvidan,
que no hablan pero siempre te gritan.
y no necesito que me entiendan,
ni que me critiquen,
ni que me miren...
No necesito más que un trago de sobriedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta.me.