7 de diciembre de 2010

Dame un sorbo y me vuelvo adicta...
Dame la manía de tenerte siempre arriba y que me ataque la psicopatía cuando en noches frías tus piernas ya no deseen derrocharse junto a las mías.
Dame sobriedad a medias y una demencia completa.
Viaja al pasado y vuelve enredado que hilo por hilo te desenredaré y escribiré con el cuchillo del placer el intermitente presente que nos ha de morder.
Dame un beso y llévate mi boca, dame el alma enterita y llévate estas cascaritas de piel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta.me.