30 de septiembre de 2010


Vete Septiembre,
Por la puerta delantera y en alfombra roja.
Con pasos embriagados pero lúcidos finalmente.
Como los dementes elegantes que somos.

Se acabó tu lapso de abatir la tranquilidad,
de alterar el orden,
de dar que pensar...

Ya es hora de hacer de esta trinchera un desorden ordenado, tu sabes... el perfecto de los Caos con los ojos ciegos,
con los oidos sordos de nuevo,
con todo a la vista pero sin querer ser visto.

1 comentario:

Comenta.me.