30 de junio de 2010

Carrusel.





No me marees más con estos altibajos ni suspendas mi deshuesado cuerpo otra vez por esa interminable montaña rusa ni me atrases el hambre ni me empañes los ojos.
Me quito el sostén, y los pantalones mientras se me caen las tetas y las piernas se erizan, no me importa la ropa si no estas ni destruirte con cada tecla.
No me marees que sufro del vétigo imaginario que me sembraste cuando me senti tan elevada contigo, elevada tocando nubes y mareada de tan incalculable y ávida dulzura.
Ni me toques, ni me llames, ni me pongas un texto en el móvil ni aparezcas derepente por la red encarcelando mi rato libre, ni me interrumpas la batalla que he comenzado a fundir sobre el aluminio en el que dejo bien sombrio los malestares matutinos y nocturnos también.
No me deformes el recuerdo que he moldeado sólo para que tengas la mejor portada entre todas las demás, las demás situaciones, camas, sabanas, apendices que pasaron por mi cabeza y pincharon mi agujero hasta gritar, hasta querer más.
Hey chico, no me marees más ni me envuelvas en emboplast, no me marees que después de tantas batallas y esperas falsas lo que abundan son las Náuseas =).
J

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta.me.