10 de mayo de 2010

Veinte para: Las Once


He dejado todo de lado para pisar no más que tierra y atravesar asfaltos empinados...
he dejado todo por nubes que se han convertido en sábanas sin aromas y pasatiempos que me pisan y me aplastan.
Pensé que caminaba sobre nubes y flotaba sobre cielos aborregados pero... nada resulta ser como la primera ojeada lo muestra, pues después que te adentras todo es un Fiasco, un Vicio sin motivo, una estafa disfrazada.
Crei tener las nubes bajos las suelas pero en noches como Anoche! supe que ninguna nube he pisado desde que está ella en mi nariz, ella en mi cabeza... ella adueñandose de mis sueños y de mis noches llenas de Magia Intacta.
Solia dormir sin ella, solia también fumar de aquella pero, la terrible y anestesiada caida de esa torre de nubes me dejó sin respiro para la proxima calada de abstinencia me semró en esta balanza en la que todo adelgaza y nunca se sufre... acompañada en algunas ocacioes con king kong atrapado sobre las vertebras y finalmente los gramos a custodia de Placenteras manos.
He dejado todo lo que hacia mal por lo que me hace peor, pero que por lo menos disfraza todas sus desdichas con el mejor viaje estelar y un asaltador escote anestésico..
Pensé que pisaba nubes y volaba alto pero esos tiempos de Alturas Gloriosas y Concierto de Risas ahora casi ni los veo pasar,
casi los he perdido de mi vista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta.me.