13 de abril de 2010

cuatro técnicas para que aterrizar de las Nebulosas y sus Romances.

UNO.. quitame ese accidente de trenes, no quiero Rock ésta noche.
ponme el mejor sountrack, suave porfavor.. suave pero no abrumador.
DOS... quitame las manos de la cintura y ponme el abrigo que ésta noche no me quiero quitar nisiquiera la cordura.
TRES... quitate de la vista que se me empaña los ojos y CUATRO:
siéntate leeme y subele volumen al polvoriento radio de tu cabeza.

Son cuatro pasos sencillos y estas MILES de ganas inentendibles por no actuar más en el largometraje,
porque no me gustan las escenas y... aunque no soy actriz, tengo que dramatizarlas.
Son nauseas sin hoyuelos negros y así no las quiero... con esta nauseabunda sensación sin aluminio no puedo ser ni derretirme de placer, más bien podría congelarme de tanto frío y espantosa "normalidad".

Uno por el orden desordenado de esta Ira Suprimida,
NO música de Dioses, NO ROCK de estrellas ni de meteoritos.
Dos para que no me sientas Tuya.. para que no me toques ni el pelo que me faltó para ser tonta.
AHH y el abrigo para no necesitar tu calor ni tus funebres excusas.
Tres para no verte la cara mientras te vómito verbalmente y te asesino textualmente.
Cuatro para que te quede bien claro entre tantas letras sin Humo que más que en ellas, en TI no confio.

Ahora a la inversa.... UNO, ponme el mejor y más trágico accidente de la historia qe ya te maté y ahora I WANNA ROCK BABE.
DOS: ni lo pienses, aún no me toques, aún no te necesito ni encima.
TRES: consérvate allá que desde lejos te veo mejor
Cuatro: apaga ese polvoriento radio mental que sólo repite viejas cancion y raya mi disco de vinilo.

Uno, dos, tres, cuatro... necesito de lo MIO,
necesito de ellas pero ésta vez, sin tanta ayuda.. quizás sepa YA como embarcarme en el delicisio y sutil viaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta.me.