7 de marzo de 2010

Acida.

Me quite el collar,
un zapato,
la chaqueta,
otro zapato,
una media,
otro collar,
el sexy top negro para noches especiales;
me quite también la sobriedad,
los pantalones,
las panties,
el sostén y... en menos de un parpadeo eramos victimas de nuestro veneno!
en ese que me revuelco sin que me importe demasiado a cuantas, en cuanto tiempo,
y sobre cuantas sábanas
ellas se sintieron CASI tan apoderadas como YO
de la mentira mas grande toda la galaxia y la vía láctea,
la mentira con Tu nombre y en plena batalla!
escupiendo cumplidos que a todas les derrite.

Sin importar cuanto tarde,
como esten mis ojos y mi rostro;
sin interesarme cuanta conciencia ha de quedarme
si es que no se ha disipado con la sobriedad
justo en el primer intento... primer Maldito y Exquisito intento.
Sin importarme nisiquiera el rojo de mis ojos,
la elástica sonrisa de mi rostro,
el extraordinario temblor en mis manos
Sin importarme esa exquisita locura entre cada ceja,
y porsupuesto: bien adentro del entrepierna,
Así como jugando a enamorar,
jugando a examinar, a una más.

Me quite todo
y por voluntad propia,
me anoté de primera en la lista de Diagnóstico de Desempeño Sexual.

y para terminar con broche de Plástico
me crees indefensa y poco volátil
pero después de todo,
Soy la misma Puta cortejada por los encantos de tu Mala reputación!

2 comentarios:

Comenta.me.