26 de enero de 2010

Escribo...

Escribo para no odiarte más lo de suficiente.
Escribo para no contra decir todo lo que no tiene sentido.
Escribo para sentirme dueña de cada letra.
Escribo para no lamentarme por no haber descargado tanta basura mental,
ó bien tanta maravilla memorable.
Escribo para amarte aunque me atormente tanto pensar en ti.
Escribo para no llorar, para no alimentar mis psicoataques depresivos.
Escribo para luego leer y... suspirar, después sonreir y casi olvidar.
Escribo para derretirme entre cada párrafo y revivir en cada lectura.

Escribo para que NO me leas.
Escribo para infartarme si alguna vez decides entrar en mi cyber-rinconcito.
Escribo para no esperar nunca una respuesta.
Escribo para sentirme libre de cuanta locura pase por mi cabeza.
Escribo para sumistrar con responsabilidad mi ocio.
Escribo para madurar con textos a estas mujercitas que llevo dentro.
Escribo para huir a esa espera subconsciente.

Y finalmente... Escribo para seguir descubriendome y enamorandome -de mi, claro está-
Para seguir resaltando mis tildes y no consumirme en esperas inútiles,
y en romances prematuros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta.me.