25 de enero de 2010

De día... De noche


Déjame correr sobre este suelo imaginario, y mirar las cámaras imaginarias que transmiten toda la tragicomedia.

Esta es mi escena: Déjame actuar como yo quiera, como tengo que hacerlo para complacerme y en última estancia para complacerte.

Nunca significa lo mismo la luz del día: esa luz acusadora e intimidante!
que la oscuridad apasionante y encantadora de la noche.

En el día soy bella y conservo amarradas a todas estas Mujercitas que de noche salen sin previo aviso,
Por la noche actúo y te aseguro: soy la mejor entre todas las que somos actrices únicamente bajo el velo de la noche.

Entra de nuevo si quieres, ámame más con cada beso, has todo lo que quieras antes de qe llegué la noche,
antes de que me convierta en lo que tanto te cautiva y tanto me complace!
En lo que NO tocas si YO no lo permito.
En el día te amo con ropa, pero sabes? en la noche sólo te quiero entre mis piernas.

Observame llegar: así tan despacio, con cada paso bien pensado sobre esas calles oscuras en las qe camino a solas, esperando llegar, esperando verte para iniciar mi partida
con cada beso que esa misma noche coloco en tus labios, de esos delicados besos con sabor a Mujer Adicta, con sabor a Mujer Tenaz clamuflajeada entre cada una de mis tiernas miradas.

Amame de día y de noche también,
pero sin equivocaciones: no me ames más cuando la noche me tumbe sobre en tus sábanas, sobre tu única almohada.
No me ames tanto a oscuras: de noche soy Otra de mis Jetthys
Soy una de esas que quizás sólo juega a coleccionar apendices y atar fidelidades para guárdarlas en esa gabeta donde la moralidad está enredada entre hilos de inocencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta.me.