30 de diciembre de 2009

Días como Hoy...


Días como hoy no quiero un alma en mi propiedad aunque lo que más necesite es Amor...

Días como hoy no necesito que entre demasiado ruido por mis oidos, pues quiero silencio. Quiero escucharme solo a mi, a la brisa y las nubes, por muy tóxico que sea quiero pensar, quiero revolotear sobre mi propio y destructivo silencio.

Días como hoy quiero entender demasiado a pesar de que minutos después esté pudriendome de asquerosa tristeza.

Días como hoy
quiero borrarme del mapa y ubicarme en otra galaxia, pintada de color transparente y exhalando la mejor de todas las ilegalidades.
Días como hoy necesito que me ames y me sujetes porque siento que me caigo a un vacio sin fin.

Días como Hoy
cariño, necesito que comas de mi por si me desintegro, pues tu bien sabes que sólo las burusas dulces son las mejores y aunque las mias no sean tan dulces yo se bien que sólo Tu podrias soportarlas en tu boca.

Días como hoy
sólo quiero escribirle al viento, derretirme con cada rayito de sol brillando sobre mi pollina de "Nena Preciosa"; días como hoy quisiera fumarme una cajetilla completa y seguir caminando con la brisa entre mis cabellos y mi mente en otra dimensión.

Días como Hoy la función termina antes de tiempo porque gasté ya mi última dosis de felicidad que yacia en mi bolsillo y tache con rigor la última línea del libreto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta.me.