5 de noviembre de 2009

Quiero quiero.





Después de todo yo sigo queriendo, yo Te siento...


Y si te digo la verdad prometes no creerme?
... Te digo que te quiero conmigo, y no sin mi. Mirarte mientras haces cualquier otra cosa me divierte, me entretiene; me miras con la esquinita del ojo, como demasiado concentrado pero sin dejarte de mi y sin parar de reir.

No me creas,
pero quiero que me sientas, que me digas y me lo repitas las veces que me sean suficiente, posiblemente nunca pero Cariño eso es lo divertido. Te quiero a ti y a tu medusa en mis labios, a tus letras imborrables debajo de mi y todo lo que a nadie le perturba demasiado después de haberse comenzado.

Te quiero con luces apagadas y con el reflector de luz más grande de la historia también... No me sigas creyendo porque seguiré escribiendo y dime que si estas dormido pues así te observo y no me canso de hacerlo, te observo con ojos cerrados y labios cansados de tanto de lo mio, de tanta China sobre una misma sábana y tan poco tiempo para tanta dulzura junta.

Ahora bien y si te digo que el Hielo ya no es tan frío y los besos de mono ahora son más cálidos y adictivos que en cualquier otro momento, PROMETES NO CREERME?

Dime que también me lo prometes si te digo que, csi me derrito cuando despierto encima de tu brazo y este cuerpecito esta cerca del tuyo sin nada que le falte pero con pereza de marcharse...


Entonces, dame una amena caricia y... No me creas mucho

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta.me.