8 de octubre de 2009

Gracias Totales!


Yo siempre he pensado que todo nace a partir de una situación. Por eso doy infinitas gracias, porque por todas y a cada una de las personas que han pasado por mi vida soy así (y por las que se han quedado atravesadas también), pienso así y escribo como si tuviese el universo en cada dedo y lo plasmase cuando pulso cada tecla.

Amo con locura entregada la existencia de esas personas que me enseñaron a hablar con la verdad y a nunca traicionar aunque también existieron de esos que me arrebataron la verdad y se ganaron una mentira y con los que no pude tener lealtad y tuve que traicionar; sonrió por aquellos que me enseñaron a saborear el impalpable sabor de los colores y a alimentarme de optimismo, también sonrió por aquellos que todavía piensan que pueden venir a pasarme por encima, si, sonrió  no porque sea gracioso, lo hago porque no me queda más por hacer: solo esperar que vengan a hacer de las suyas y yo defenderme con las mías.

De la vida he aprendido que no se puede ser lo suficientemente bueno, del triphop aprendi que las vibras se canalizan con sonidos, beats y letras que quizás sean duras, pero realmente solo hablan de temas que a cualquiera lo remontan a un momento de felicidad, del chicle  aprendi que la flexibilidad es lo más importante porque más allá del sabor existe la diversión, del chocolate aprendi a parte de todo que si me encanta tanto porque tendría que dejarlo?. Así soy yo, y así es lo que escribo. Poco me interesa pensar en que pasó con los que nunca me ayudaron y con los que me traicionaron, solo me preocupo en pensar hasta donde llegaré? Hasta donde aprenderé de ellos y de mi? , si algo aquí esta pasando, es que me quede en mute pero en cualquier momento subiré todo mi volumen y escupiré las verdades que he masticado desde hace un buen tiempo.

Yo no vengo a llorar, esta vez no, vengo a derretirme sobre el placer de la arrogancia y a tatuar en cada frente un testamento que se resume en una sola frase: Tú conmigo no puedes.

Hoy me levanté y decidí que iba a ser una día lleno de risas, de tonterías, y de buenas vibras. Hoy ni ella, ni él, ni nadie va a para la lista de reproducción que tengo en la cabeza. Caminaré por la calle y cantaré, mientras entran por oídos sonidos que me recuerdan los mejores besos que he tenido, otros que me hablan de traiciones, otros sonidos que me darán cosquillas en el estómago y muchos que serán como una explosión de momentos virtuales. Me sentaré en algún sitio, encenderé un cigarrillo y fumaré, pensaré en que mi vida es tan perfecta que tenía que pasar algo malo, que los míos eran tan inigualables que tenían que llegar los que diesen dolores craneales y cerebrales; me reiré porque después de pensar en calorías y en vomitarlas todas todavía sé que tengo el cuerpo que quiero  y  me mortificaré porque no me conformo con la ropa que llevo puesta aún sabiendo que me veo como siempre quisiste verte TU.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta.me.